17 ago. 2008

Informática: los chicos aún saben más que los profesores


Señalan que la brecha sigue siendo grande en nuestra región

"La brecha entre los docentes y los alumnos en lo que hace a las nuevas tecnologías y los temas informáticos sigue siendo grande. Los chicos saben más que sus profesores, y eso es un problema que se vive a diario en los colegios de la región". Las palabras de Cecilia Traversa, psicopedagoga y directora del instituto de enseñanza Universitas de nuestra ciudad, no sólo es muy parecida a la de varios de sus colegas, sino que también revela un tema que preocupa y crece en el ámbito educativo de la región: el de la distancia que todavía existe entre quienes están al frente de una clase y las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación.

Todas las voces coinciden en lo mismo: los chicos van mucho más rápido que sus profesores a la hora de incorporar los nuevos conceptos informáticos, lo que hace que términos como "web", "youtube", "chat", "mp4" o "blog" sean para ellos algo muy común y cotidiano y para los maestros un verdadero desafío que no todos afrontan de manera feliz.

"El problema por ahí se da con los profesores que tienen varios años dando clases -apunta Mana Massi, directora del Normal Nº1 de La Plata-. Los docentes jóvenes ya vienen con un bagaje en temas informáticos que los coloca en otro lugar con respecto al alumnado. Pero es cierto que muchos docentes con varios años de experiencia a veces les agarra una psicosis cuando comprenden que los chicos en ese terreno ya les sacaron varios cuerpos de ventaja".

La idea en la que confluyen las voces de Massi y Traversa tiene un correlato directo en los números que se manejan sobre el tema. Tal vez el más llamativo, que surgió luego de un trabajo reciente realizado en todo el país por el Instituto de Investigación y Planeamiento Educativo (IIPE) de la Unesco, indica que cerca del 70 por ciento de los maestros argentinos nunca usó el correo electrónico y casi la misma cantidad no navega por Internet. Es más: el estudio también descubrió que más del 60% de los educadores de menores ingresos nunca escribió un texto en su computadora.

Para Verónica Piovani, directora provincial de Educación Superior y Capacitación Educativa, si bien es cierto que "la brecha es muy amplia", el tema supone "un doble desafío pedagógico interesantísimo. Porque por un lado se debe capacitar al docente y, por el otro, seguir formando a los alumnos para que vayan a la par de los avances tecnológicos. Ahora se están ultimando los detalles de un plan de alfabetización digital financiado por el Bid y que comenzará su etapa preparatoria durante el segundo semestre. Está claro que los docentes fueron formados con la matriz del libro como elemento central y los chicos, en cambio, con una cultura tecnológica que les resulta absolutamente familiar. Por eso el desafío es achicar esa brecha y acompañarla con la estructura necesaria para que no quede en palabras y nada más".

Lo que dice Piovani es real: en el ámbito educativo se reconoce que hay inquietud por intentar revertir una problemática cada día más característica de las aulas del siglo XXI. Pero para hacerlo, se coincide, no sólo basta con planes de capacitación docente, sino que además se debe acompañar ese aprendizaje con una estructura importante en las aulas y, lo que acaso sea más complejo, un cambio radical en la manera de interpretar pedagógicamente las nuevas herramientas tecnológicas que aparecen día tras día.

"El docente sabe que ese es un gran déficit -sostiene Massi por su parte-. En nuestro caso, sabemos que los chicos incorporan conocimientos tecnológicos de manera mucho más acelerada que el cuerpo docente y tratamos de manejarlo con la incorporación de más tecnología. Entendemos que es la mejor forma. Primero para que el chico pueda seguir ampliando esos conocimientos. Y segundo para que el profesor se siga capacitando en su tarea cotidiana".

Lo que apunta Massi entra en clara sintonía con el testimonio de Cecilia Traversa: "Siguen siendo pocos los docentes que tienen un conocimiento cabal de computación o Internet. En general, son los alumnos los que tienen que enseñarles a sus maestros de qué se trata la cuestión. Y es algo bastante lógico: los chicos nacen en un mundo tecnológico y eso hace que incorporen los nuevos conceptos de un modo natural y rápido, mientras que los profesores tienen que afrontar el desafío con varios años sobre sus espaldas sin haber agarrado tal vez una computadora en toda su vida".

Volviendo al estudio, otros datos que arrojan luz sobre la situación muestran que cerca del 40% de los docentes del nivel primario posee una computadora en su casa, contra el 65% del secundario. Mientras que sólo el 34% posee Internet en su hogar en el primer caso, y el 37% en el segundo. Sin embargo, el 87% de los docentes del país considera que la incorporación de las nuevas tecnologías en el aula ampliará las oportunidades de acceso al conocimiento por parte de los alumnos y el 78,5% piensa que facilitará la tarea docente.

"Tal vez pueda existir cierto prejuicio o temor ante los temas de la informática -comenta Piovani-, pero nuestra obligación es superarlos y darles a todos los docentes las herramientas necesarias para que puedan incluirse y crecer dentro del universo de la computación".

Fuente: http://www.eldia.com.ar/edis/20080705/educacion0.htm

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...