19 abr. 2011

El buscador semántico

Por: Teresa Vigón 





Cada vez le pedimos más a los buscadores. Ya no es suficiente con que encuentre las palabras de la búsqueda, sino que queremos que nos contesten directamente lo que necesitamos saber. Si le pregunto al buscador "Aviones a Madrid el día 25 de junio" me encantaría que me contestase con los horarios de vuelos en esa fecha de las distintas compañías que me ofrecen vuelos desde mi ciudad a Madrid para ese día, por supuesto, pero también agradecería que me diese las opciones de trenes y autobuses para esa misma fecha. Es decir, lo que estoy pidiendo es un buscador semántico, que comprenda mi búsqueda, que actúe en función de algoritmos que simulen la comprensión o el entendimiento.




Google y la mayoría de los buscadores que conocemos y utilizamos, son buscadores que se basan en algoritmos a partir de palabras y enlaces, con lo que es muy posible que si en mi búsqueda escribo palabras que no estén en la web en cuestión, el resultado omita webs enormemente relevantes para mi búsqueda.
El resultado de cualquier búsqueda nos devuelve una gran cantidad de documentos poco relevantes para la búsqueda en cuestión, y ello como consecuencia de una excesiva sensibilidad al vocabulario, y/o a los enlaces que contenga la página en cuestión. Lo que finalmente significa que encontrar lo que busco dependerá de la paciencia que tenga para ir buceando en las distintas páginas que me ha dado como resultado, es decir, de mi paciencia como buscadora. El problema es que la falta de estructura y de anotaciones semánticas en los documentos en la web dificultan las búsquedas, y los algoritmos son lentos y exigen de la supervisión humana
De momento, Hakia (http://www.hakia.com/) es el ejemplo que podemos ver en funcionamiento, aunque limitado al idioma inglés y a los campos de la medicina, las leyes, las finanzas, las ciencias y la literatura. También Bing, el buscador de Microsoft, tiene un sesgo en este sentido, sin llegar a ser un buscador totalmente semántico.
Lejos está ya el uso de los operadores booleanos, aunque siga siendo un buen sistema para refinar las búsquedas y para realizar búsquedas avanzadas. No cabe duda de que hemos evolucionado mucho en la forma de preguntar a los buscadores, y seguramente muchos de nosotros hemos tecleado nuestra búsqueda en los mismos términos en que preguntaríamos a una persona, aunque fuera sólo por la curiosidad de ver las respuestas que nos proporciona el buscador, pero aún el resultado no es, ni siquiera remotamente, el que nos gustaría.
No me cabe duda de que la tendencia va en este sentido, y tampoco de que lo veremos y usaremos muy pronto; igual que hace no muchos años nos hubiera parecido cosa de magia, la evolución de las TIC lo hace perfectamente imaginable, y más bien para mañana que para pasado mañana.

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...