2 dic. 2017

“El Diario de Anna Frank” como estrategia ante el bullying y la violencia




La jueza de Menores, Cristina Pecoraro, tomó una particular resolución ante un caso de bullying y violencia escolar ocurrido en la Escuela Aristóbulo del Valle, de la ciudad de Casilda.

La magistrada ordenó la lectura del “El diario de Anna Frank” a dos hermanas de 13 y 14 años, tras comprobar que amenazaron y golpearon a una compañera de curso. Además, pidió al Ejecutivo provincial garantizar contención social para a las familias involucradas.

Pecoraro dialogó con A Media Tarde y brindó precisiones sobre el caso y respecto a sus argumentos y motivaciones. “Estas niñas son dos hermanas, las presuntas imputadas, y concurren al mismo colegio y división que la víctima. Se vienen suscitando varias agresiones de parte de las hermanas, no sólo físicamente sino psicológicamente. Y –destacó–hay otro delito que es la amenaza coactiva para la mamá de esta chica”. Según precisó, las hermanas agredían a la adolescente y le decían que si le contaban a su madre la “iba a hacer boleta”.

“En lo personal, hablé tanto con la víctima como con su mamá y las presuntas imputadas. Son tres víctimas para mí”, advirtió en relación a la situación de vulnerabilidad que experimentan las chicas por igual. “Cuando hablé con la mamá de las hermanas me contó que tiene 5 hijas, una discapacitada. Es imposible estar controlando a 5 adolescentes. En la resolución tomó consideración de la situación de la mamá”, destacó y también de cómo vive la víctima, que está alojada junto a su madre en un hogar, tras una situación de violencia de género. “Pido al Estado que a través del Ministerio de Desarrollo Social se les den condiciones dignas a las dos familias”, observó.

En su sentencia, la jueza dispone que las chicas denunciadas por bullying lean “El diario de Anna Frank” en la biblioteca escolar, en la que deberán cumplir 234 horas. “No es que tienen que trabajar en la Biblioteca, pero sí estar en contacto con los libros y colaborar con el orden”. A fin de año, deberán exponer ante la comunidad educativa qué aprendizaje pudieron obtener de la trágica experiencia de la niña judía, que escribió sus vivencias –luego publicadas por su padre– desde un escondite en Ámsterdam durante el nazismo.

“Además, instruí al Ministerio de Educación para que la escuela pueda disponer que las alumnas involucradas ya no vayan juntas al mismo curso, ni siquiera las dos hermanas“, añadió Pecoraro.

La jueza de Menores, Cristina Pecoraro, tomó una particular resolución ante un caso de bullying y violencia escolar ocurrido en la Escuela Aristóbulo del Valle, de la ciudad de Casilda.

La magistrada ordenó la lectura del “El diario de Anna Frank” a dos hermanas de 13 y 14 años, tras comprobar que amenazaron y golpearon a una compañera de curso. Además, pidió al Ejecutivo provincial garantizar contención social para a las familias involucradas.

Pecoraro dialogó con A Media Tarde y brindó precisiones sobre el caso y respecto a sus argumentos y motivaciones. “Estas niñas son dos hermanas, las presuntas imputadas, y concurren al mismo colegio y división que la víctima. Se vienen suscitando varias agresiones de parte de las hermanas, no sólo físicamente sino psicológicamente. Y –destacó–hay otro delito que es la amenaza coactiva para la mamá de esta chica”. Según precisó, las hermanas agredían a la adolescente y le decían que si le contaban a su madre la “iba a hacer boleta”.

“En lo personal, hablé tanto con la víctima como con su mamá y las presuntas imputadas. Son tres víctimas para mí”, advirtió en relación a la situación de vulnerabilidad que experimentan las chicas por igual. “Cuando hablé con la mamá de las hermanas me contó que tiene 5 hijas, una discapacitada. Es imposible estar controlando a 5 adolescentes. En la resolución tomó consideración de la situación de la mamá”, destacó y también de cómo vive la víctima, que está alojada junto a su madre en un hogar, tras una situación de violencia de género. “Pido al Estado que a través del Ministerio de Desarrollo Social se les den condiciones dignas a las dos familias”, observó.

En su sentencia, la jueza dispone que las chicas denunciadas por bullying lean “El diario de Anna Frank” en la biblioteca escolar, en la que deberán cumplir 234 horas. “No es que tienen que trabajar en la Biblioteca, pero sí estar en contacto con los libros y colaborar con el orden”. A fin de año, deberán exponer ante la comunidad educativa qué aprendizaje pudieron obtener de la trágica experiencia de la niña judía, que escribió sus vivencias –luego publicadas por su padre– desde un escondite en Ámsterdam durante el nazismo.


“Además, instruí al Ministerio de Educación para que la escuela pueda disponer que las alumnas involucradas ya no vayan juntas al mismo curso, ni siquiera las dos hermanas“, añadió Pecoraro.

Fujente bibliográfica
«El Diario de Anna Frank» como estrategia ante el bullying y la violencia. Aire de Santa Fe [en línea], 2017. [Consulta: 3 diciembre 2017]. Disponible en: https://www.airedesantafe.com.ar/diario-anna-frank-bullying-casilda/. 



No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...