22 dic. 2017

Marketing: el poder en tus manos




En esta nota hablamos sobre la aplicación ilimitada del marketing para cualquier actividad. Como ejemplo elegimos hablar de un sector en particular, las bibliotecas.


Resultado de imagen para marketing para bibliotecas

No es una mención peyorativa, pero lo cierto es que hasta un bibliotecario puede hacer marketing. Con esta definición arrancamos diciendo que las herramientas de difusión de los servicios bibliotecarios 2.0 son: blog, redes sociales y referencia virtual.

Para la importancia de incorporar nuevas tecnologías a la difusión de los servicios bibliotecarios, resulta interesante que pensemos un poco ¿hacia dónde va el mundo?. Y la tendencia actual signada por las nuevas tecnologías nos pone ante una realidad hoy vigente: las ciudades inteligente; aquellas donde las ciudades y las personas se interconectan a través de Internet y los avances tecnológicos para ofrecer una vida mejor.

En un mundo donde la tecnología gobierna, los espacios que permanecen intocables son realmente nulos. En esta ola tecnológica masiva sin precedentes, el impacto de la Web 2.0 ha penetrado en la estructuras de prácticamente todos los sectores de la sociedad.

Bibliotecas, libros, editoriales, usuarios y lectores no han escapado a este baño de modernidad. Corriendo detrás de la tecnología, el gremio bibliotecario comenzó apenas hace algunos años a explorar las posibles aplicaciones e impactos que esta fiebre de la Web 2.0 ofrece. Fue así como en la literatura profesional apareció la palabra Library 2.0 –Biblioteca 2.0–, emulando términos similares utilizados en otras áreas del conocimiento, como las famosas: Web 2.0 o Educación 2.0 entre muchos otros.

Hay algunas características de esta nueva tecnología que se emparentan perfectamente con elementos que forman parte de la naturaleza de las bibliotecas y la misión por la que éstas fueron creadas.

Hablamos fundamentalmente de:
a) Compartir, intercambiar
b) Comunicar, difundir
c) Conocer, administrar o hacer llegar el conocimiento
d) Comunidad, promoción cultural, desarrollo comunitario.

Estas, facilitan la labor de la biblioteca de analizar las nuevas tecnologías desde la óptica de conveniencia, de hacer un uso racional y eficiente de lo que en la actualidad está de moda y predomina: si del cielo caen limones entonces aprendamos a preparar limonada. Ir contra el cambio no resulta tan productivo como la habilidad de adaptarse a las nuevas reglas del juego.

La biblioteca debe resignificar la manera cómo se acerca y maneja la información y genera conocimiento. Le corresponde evaluar el uso de las nuevas tecnologías (blog, redes sociales y referencia virtual), y replantear la relación sociedad-información-biblioteca-persona.

Cualquiera sea de las nuevas tecnologías empleadas, la biblioteca, antes de producir dichos contenidos debe haberse respondido las siguientes preguntas: ¿entendemos realmente lo que la gente necesita?, ¿sabemos qué medios 2.0 usa?, ¿la escuchamos, o proyectamos en ella nuestras propias necesidades?, ¿somos asertivos y claros, o rellenamos espacios por hábito u obligación?, ¿qué es lo esencial, trascendental en el día a día?, ¿qué clase de información es vital para aquellos con los que me relaciono?, ¿contribuyo a la explosión de la (des)información o mis intervenciones son concisas y sustentables?. Y así se abre el abanico de uso que las nuevas tecnologías le pueden aportar a las bibliotecas:

Promoción: es una actividad dirigida por una institución para dar a conocer o alertar al público sobre un tema o situación específica. La promoción bien puede ser elaborada con un folleto o publicar un desplegado en un diario. La promoción lleva la idea de alertar al público acerca de la existencia y los servicios de las unidades de información.
Publicidad: la publicidad tiene como objetivo dar a conocer los PI con la intención de que las personas encuentren en éste un uso real en su vida. La Web 2.0 abre posibilidades reales y a bajo costo para poder llevar publicidad utilizando Facebook, Instagram o Twitter, por ejemplo. YouTube también se presenta como un canal útil para comunicarse con el mercado meta. Para promover recursos y servicios, crear canales propios de contenidos, realizar alfabetización informacional, capacitar a los usuarios. Por ejemplo las bibliotecas podrían tener un canal propio de YouTube para enseñarles a los usuarios cómo hacer uso de la biblioteca digital.

Trato directo: esta actividad supone establecer comunicación directa con el usuario utilizando principalmente el correo electrónico, o bien, el uso de la red telefónica; y con la integración de tecnologías Web 2.0 podemos establecer comunicación en tiempo real con nuestro público meta, como mediante listas de WhatsApp, referencias virtuales.
Relaciones públicas: las relaciones públicas aplicadas a bibliotecas y unidades de información deben procurar informar e influenciar a sus públicos. “Los objetivos de las relaciones públicas en una biblioteca pueden ser utilizados para obtener o incrementar financiamiento, mejorar la imagen institucional, incrementar la participación del público, aumentar la credibilidad”. Un biblioteca podría crear eventos de fechas calendario (día del estudiante) o propios (día del libro) y hacerlo con actividades como charlas de autores, clínicas que ayuden en determinadas cosas a la comunidad (a redactar tesis), etc.
Cuando hablamos de nuevas tecnologías de comunicación para bibliotecas, resulta importante de dedicar un espacio especial a los blogs y las referencias virtuales.

Blog: es otra de las herramientas más usadas por las bibliotecas a nivel mundial que usan el mundo 2.0. Wordpress es una tecnología muy sencilla que permite crearlos rápidamente. Un blog es un instrumento de información que las Bibliotecas pueden aprovechar con un mínimo esfuerzo para la promoción de la lectura y la labor informativa y cultural que desarrolla. Hay bibliotecas que lo usan para proporcionar información, crear un vehículo de comunicación con los usuarios y promover y facilitar la participación de éstos en la actividad de la biblioteca. En la próxima clase, hablaremos mucho más de esto.

Referencia virtual (RV): otro concepto que sin ser nuevo, se ha redefinido por el impacto de las nuevas tecnologías. RV es el servicio de acceso a la información a través de medios electrónicos, donde toda la transacción de referencia entre un usuario y un bibliotecario de consulta es llevada a cabo de modo virtual siguiendo la política de responder preguntas que procedan de cualquier sitio, espacio y en un tiempo corto.

El servicio de referencia virtual está pensado para usuarios remotos, y trae consigo nuevos retos. En la referencia tradicional, el usuario interactúa con el bibliotecario cara a cara y es asistido personalmente en su búsqueda de información. El bibliotecario de referencia virtual, en contraste, recibe un mensaje de texto a través de: un formulario Web diseñado ex profeso, vía correo electrónico o Chat. Debe determinar, con una limitada cantidad de contexto, quién es el usuario (se deberá contar con la opción de almacenar los datos mínimos que permitan identificar posteriormente en otra consulta al usuario) y qué es lo que realmente está tratando de preguntar, puede estar ubicado en cualquier parte y puede tener cualquier edad, sexo o profesión; por lo que en ocasiones puede ser difícil percibir sus necesidades reales y proporcionarle una adecuada orientación y retroalimentación relacionadas con el uso apropiado de los recursos de información.

Lo que más la interesa al usuario de la RV es la inmediatez, por lo que el correo electrónico puede no resultar tan apropiado. Algunas instituciones para implementarlo utilizan servicios por suscripción de reconocidas compañías del mercado como OCLC, Springshare, LibraryH3lp, herramientas gratuitas como Mosio, Trillian, Pigdin, otros simplemente utilizan las herramientas de las redes sociales como Facebook Google+ y Twitter.






Fuente bibliográfica
https://www.elsol.com.ar/marketing-el-poder-en-tus-manos

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...